El 2020 de Misiones: el éxito de la salida binaria El 2020 de Misiones: el éxito de la salida binaria - OscarDia - El 2020 de Misiones: el éxito de la salida binaria

El 2020 de Misiones: el éxito de la salida binaria

Por Cristian Franchi


Se va el castigado 2020 y esta humilde columna intenta hacer un repaso de los aspectos positivos y negativos del año que tuvo la gestión de Oscar Herrera Ahuad.

Lentamente -y afortunadamente- el 2020 se va, y como suele suceder a esta altura del castigado año llega la hora de los balances. Aspectos positivos y negativos para continuar las cosas buenas y corregir aquellas que quedaron pendientes. A la vez, resulta difícil realizar un resumen de un año tan marcado por un solo tema. Más aún si hablamos de una provincia que supo transitar estos tiempos casi sin sobresaltos.

Pese al reciente revés otorgado por la Casa Rosada al vetar el ambicioso plan de convertir a la región en Área Aduanera Especial, en Misiones, la gestión de Oscar Herrera Ahuad en su primer año de gobierno tiene varios aspectos positivos para resaltar. Sin dudas que el mejor de ellos es el manejo sanitario y económico durante la pandemia, apostando a la salida binaria y en muchos casos tomando decisiones antes que el gobierno nacional.

Atrás y muy lejano parece haber quedado el encuentro que en febrero el propio gobernador mantuvo con el Papa Francisco en el Vaticano, cuando el Covid-19 avanzaba en el mundo y la Casa Rosada recién empezaba a definir los pasos a seguir, Misiones se adelantó y decretó la emergencia sanitaria epidemiológica por dengue y coronavirus, además de suspender las clases presenciales.  Con el correr de las horas, la gestión de Alberto Fernández emuló las decisiones que tomó el gobierno de la tierra colorada y decidió instaurar el aislamiento social preventivo y obligatorio en todo el país.

A lo largo de los 9 meses de confinamiento social, Misiones fue una de las pocas provincias que no registró una explosión de casos de coronavirus y que con el correr del tiempo ha ido normalizando su actividad.

Aunque lentamente, el aislamiento total duró unas pocas semanas y la “salida binaria” propuesta por la Renovación dio buenos resultados. Priorizar la salud sin descuidar la economía pudo sonar a slogan de campaña, pero fue en verdad un método que con responsabilidad adoptada por la población hizo que poco se sienta el impacto negativo de la pandemia. Se pudieron reactivar lentamente las fábricas para no hacer resentir a la producción local, es así que los números en materia de venta de yerba mate, tabaco y madera no tienen nada que envidiar a los tiempos sin pandemia.

Los continuidad e implementación de nuevos programas para beneficiar el consumo, más el cierre de las fronteras fortalecieron al comercio local, siendo esta una gestión que se reiteró en cuanta reunión hubo con funcionarios nacionales, incluso hasta con el mismo presidente de la Nación.

A su vez, la recaudación de los impuestos provinciales (principalmente Ingresos Brutos) registró un incremento del 100% -o más- desde julio, como consecuencia de este boom de actividad y posicionado a la Provincia en el puesto 8° entre las que más recursos propios obtiene, solo superada por CABA, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos y Neuquén.

Hoy, los números avalan las decisiones tomadas en materia económica. Con empleados públicos que continuaron cobrando en tiempo y forma, agregando el pago de bonos complementarios. A diciembre, las estadísticas de empleo son alentadoras, de acuerdo a los resultados obtenidos en la Encuesta Permanente de Hogares en Posadas, la Tasa de Actividad aumentó respecto al segundo trimestre de 2020, pasando de 42,0% al 43,8%. Asimismo, la tasa de empleo presenta también un incremento y también una leve disminución de la tasa de desempleo.

En materia de seguridad, la provincia dio muestras sólidas. Siendo fundamental la articulación con otras fuerzas de seguridad para el control de las primeras semanas de Aislamiento. Se fortaleció la inversión en patrullas y se lograron incautaciones récord de droga.

***

Así como repasamos los aspectos positivos de este año, aquellos que son deuda pendiente también tienen su espacio en esta humilde columna.

El conflicto con la Policía de Misiones marcó un antes y un después en el año del Gobierno y no solo puertas adentro de la Provincia, sino también a nivel nacional, siendo referencia para que el reclamo se replique en otros puntos del país, incluida la provincia de Buenos Aires.

En el inicio de septiembre, un grupo de policías junto a sus familiares iniciaron un reclamo salarial que para el Gobierno provincial fue una derrota. Una negociación tensa, con acampes y marchas incluidas culminó con un aumento salarial nunca antes visto por estos lugares, elevando el salario de un agente policial en un 40%.

Tras este acuerdo no tardaron en sumarse otros sectores al reclamo, los docentes y el personal de salud también exigieron incrementos similares que el gobierno después de duras discusiones terminó concediendo.

La educación en tiempos de pandemia es una materia que la gestión Herrera Ahuad se llevó a marzo. La virtualidad evidenció más que nunca la brecha existente en la sociedad misionera, con plataformas poco claras, falta de dispositivos y escasa conectividad, evidenciaron que la Provincia aún no está preparada para dar el salto a la educación tecnológica.

Los incendios forestales tuvieron a maltraer a la flora misionera durante este 2020. Aunque no estuvo ajena a la situación que vivieron otras provincias, en Misiones adquirió notoria relevancia por la enorme cantidad de hectáreas quemadas en la biosfera Yabotí, uno de los pulmones verdes más grandes que tiene el país.

También adquirió notoriedad porque durante este año, la provincia puso en funcionamiento la secretaria de Cambio Climático, un área con rango ministerial que aún está poco clara que funciones tendrá, pero que en poco tiempo le trajo más de un dolor de cabeza a la gestión.

No se avecinan cambios en el gabinete, según declaró el propio mandatario misionero hace pocos días en una entrevista televisiva. Los ministros podrán levantar la copa el 31 de diciembre sabiendo si cumplieron o no el objetivo encomendado allá por el 10 de diciembre, de lo contrario saben muy bien que “funcionario que no trabaja, chau hasta mañana”. ♣♣♣

#PA.