La música de los políticos

La música de los políticos

Por Quique Pérez

Un par de meses atrás nuestro querido presidente nos sorprendió a todos con la confesión de su profundo odio hacia la mentira, en realidad mucho no le creí. Pero una vez más Mauri me demostró que mis prejuicios eran erróneos, aunque en sus declaraciones públicas siguen abundando las inexactitudes, estas son perfectamente entendibles debido a la actual campaña y a los guiones electorales surgidos de las cabezas de Marquitos “el pibe de oro” Peña y Jaime Duran “tintura” Barba. Pero en su fuero íntimo y con señales inequívocas me demostró que él no miente, en un acto de campaña en la ciudad de Córdoba, luego de un discurso plagado de falacias se despidió de sus seguidores con el cuarteto de Ulises Bueno, Ahora Mírame, que reza en sus letras “ya basta de engañar, ya basta de sufrir, ya deja de inventar historias, tu tiempo ya paso ….”, entre otros conceptos.

Aunque muchos culparon al sonidista por un error en la elección del tema o algún atentado opositor, yo estoy plenamente convencido de que fue su manera a de demostrarnos que en la medida que puede nos está diciendo su verdad y la canción la eligió Mauricio dejando desacomodado al inefable Mario Negri bailando sobre el escenario, muy mal año para el político cordobés que no solo pierde elecciones por paliza, es odiado por casi todos sus correligionarios realmente radicales y para colmo de males lo apoyó en su candidatura la doctora Carrió haciéndolo pasar por papelones tragicómicos como el tristemente recordado deseo de muerte de ese enorme político que fue el Gallego De la Sota, la ingesta de pastillas sobre el púlpito y aquel antológico codazo que tuvo que aplicarle a la doctora para que ella callara su enorme bocota.

Como los políticos argentinos no se destacan por su originalidad y Mauri sigue creciendo en las encuestas, los equipos de campaña están pensando en canciones para cerrar los actos que todos los candidatos están realizando a lo largo y a lo ancho de todo el país, intentando contradecir sus discursos sincerándose a través de la música.

El candidato a presidente de Todos, Alberto Fernández cerrará sus actos de campaña con la recordada presentación del mejor ventrílocuo que dio la argentina, el inigualable Mister Chasman, que finalizaba sus actuaciones con la canción “yo soy chirolita” un muñeco de madera que solo hablaba a través del que lo manejaba.

Para seguir con el principal espacio opositor, la candidata a vicepresidenta, Cristina, eligió la obra del conjunto Ladrones Sueltos, con perdón del nombre, denominada Con una rubia en el avión que, por supuesto cambiara la letra de rubia a morocha, en esta increíble obra poética de la literatura hispana, que confieso al escucharla por primera vez supuse había sido escrita por Cortázar, comprobando luego que en realidad había sido obra del intelecto de este magistral grupo musical, la canción finaliza con que la protagonista del tema no le contestaba porque era muda,  supongo que la falta de definiciones en esta campaña nacional de nuestra ex faraona es debido a algún problema fonoaudiólogo que le impide manifestarse llamándose al silencio.

El segundo en la fórmula presidencial de Juntos para el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, consideró ideal la obra de Karina Corazón Mentiroso debido a sus constantes cambios radicales de opinión y dedicándole a los K la estrofa “te vas a arrepentir cuando este con otro”.

En la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país, la gobernadora eligió al mexicano Vicente Fernández con su tema Llorar y llorar, estrategia que le dio muchos resultados utilizada hasta el hartazgo en todos sus discursos, haciendo pucheritos y todo tipo de mohines lacrimógenos en sus presentaciones que emocionan a sus partidarios e indignan a sus opositores.

A su vez, su contrincante Axel Kicillof demostrando su verdadera condición comunista, denunciada por Pichetto, cerrará sus discursos con la Varsoviana, una de las canciones más cantada en la revolución rusa, aunque el jure y perjure no pertenecer a ninguna tendencia bolchevique.

Entrando en las segundas líneas de nuestros rockstar de la política vernácula encontramos a Máximo Kirchner identificado con Los Auténticos Decadentes y el tema La guitarra por sus estrofas (no quiero trabajar, no quiero ir a estudiar, quiero jugar playstation todo el día); Lilita Carrió, Paula Oliveto y Mariana Zuvic con el Chaqueño Palavechino y su tema La Ley y La Trampa, por sus denuncias basadas en anónimos de dudoso origen manipulando a la justicia; el ministro Oscar Aguad eligió el conjunto sueco ABBA con su tema Chiquitita como con su irracional visión fue la asonada militar golpista liderada por Aldo Rico; el gobernador Schiaretti y el conductor misionero Carlos Rovira optaron por Nino Bravo con su obra maestra Libre, por su decisión de ir a las elecciones de octubre con boleta corta prescindiendo de los dos grandes partidos; Laurita Alonso en cambio opto por Shakira con Ciega, Sorda y Muda, por ignorar absolutamente todas las denuncias hacia el gobierno que debería controlar; los radicales se pusieron románticos optaron por el bolero Sabor a Nada, que es lo que queda del otrora combativo partido de las boinas blancas; el diputado Fernando Iglesias, dedicándole a Juan Car  y su obsesión por sacar a los pobres de la calle el tema Ojalas que no Puedas de Cacho Castaña; los amigos y ex socios empresario del presidente junto con FMI escogieron a Los Auténticos Decadentes con su gran éxito Somos los Piratas porque a través del saqueo se están quedando con el fruto del esfuerzo de todo el pueblo argentino.

Para terminar, una canción obvia con las que finalizara sus arengas a las fuerzas de seguridad la ministra Patricia Bullrich escogió la popular obra de La Mona Giménez, Quien Se Ha Tomado Todo el Vino; de ninguna manera pensé de poner esa canción como ejemplo, pero luego de escuchar a la ministra afirmar que para educar a un niño es mejor la gendarmería, con todo el respeto institucional que esta fuerza me merece, es superior a la educación pública, afirmando sin ningún lugar a duda que es una comparación irracional porque la gendarmería es una institución para la seguridad y las escuelas son instituciones educativa, no pudiendo de forma alguna compararse, no me dejo alternativa casi obligándome a poner el tema más conocido del famoso cuarteto cordobés.

Los argentinos tendrán que elegir muy bien a quien lo va a representar en los próximos cuatro años ya que, de seguir en este rumbo, con un 50% de niños en situación de pobreza seguramente solo nos quedara elegir la marcha fúnebre del inconmensurable Chopin.

Para no terminar la columna de manera triste e irracional, basándome en un discurso maravilloso como los que nos tiene acostumbrado Mauricio, en el cual nos culpaba a todos los argentinos de ser unos “enanos incumplidores” le solicitamos a nuestro canta autor del flequillo loco Ricky Maravilla realizar unas pequeñas modificaciones a su canción Qué tendrá el petizo:

Que tendrá el enano incumplidor
Cuando las provoca
Que tendrá el enano incumplidor
Que a las financieras buitres internacionales
Las vuelve locas.

♣♣♣