El mundo de las tres “i”

 -  - 

Por Andrés Repetto 

  • IMPREDECIBLE: “Algo que no se puede predecir o pronosticar”.
  • INESTABLE: “Que no se mantiene invariable o inalterable en el mismo lugar, estado o situación”.
  • INCERTIDUMBRE: “Falta de seguridad, de confianza o de certeza sobre algo”.

Estamos sin duda viviendo en el mundo de las tres “i”, será el paso del planeta Plutón por las astros que se impone o pura responsabilidad de las clases dirigentes y la falta de liderazgo global o mejor dicho la mutación y el cambio de manos de ese liderazgo, pero por lo que fuera por donde miremos, la incertidumbre se hace presente.

Las noticias no nos dan respiro. A los lanzamientos de misiles por parte del dictador norcoreano y el temor constante de una guerra en la región, se superpone la tensión comercial entre las superpotencias económicas del planeta (China y Estados Unidos) que hacen temblar la economía global.

Europa busca como no sucumbir al divorcio sin mediación planteado por Gran Bretaña, mientras con desconfianza miran los movimientos que lleva adelante Rusia.

En Medio Oriente, los israelíes no se ponen de acuerdo para formar un gobierno después de las nuevas elecciones legislativas al tiempo que el eterno primer ministro Netanyahu debe hacer frente a la Justicia por cargos de corrupción. Mientras esto sucede, la tensión con Irán por la ruptura del acuerdo mundial para frenar su desarrollo atómico hace temblar a la región y al mundo.

El Caribe está lejos de esas amenazas, sin embargo hace frente a lo que para muchos está en el futuro y busca recuperarse de los huracanes cada vez más destructivos. A su vez, Centroamérica trata de salir de la parálisis económica y luchar contra el desangre que significa exportar inmigrantes. Y si de refugiados se trata, África no logra contener la marea humana que se juega la vida para cruzar el Mediterráneo en busca de un futuro.

Pero tranquilos, que no solo ellos son los que deben vivir un mundo cada vez más inestable. En los Estados Unidos, centro de la tan promocionada democracia perfecta, el presidente aseguró, en sólo tres días, que está en guerra con sus oponentes políticos, que su posible destitución generará una guerra civil y que lo que él está viviendo es un golpe de Estado.

Vivir lejos de todo ese caos, podría darnos la esperanza de estar en un mundo mejor pero…

A la inestabilidad en América Latina generada por la crisis migratoria venezolana y sus movimientos de miles de soldados a la frontera con Colombia, debemos sumarle la crisis institucional en Perú luego de la disolución de su Congreso; la revisión de muchos de los casos judiciales en torno del mayor operativo anticorrupción llevado adelante en Brasil, que podría derivar en la libertad del expresidente Lula, lo que dejaría a la vista la parcialidad de la Justicia y sus intenciones electorales; la crisis en Ecuador luego del acuerdo entre el FMI y el gobierno de Lenin Moreno y los ajustes que derivaron en una crisis social como no se veía hace años, y un proceso electoral en la Argentina con una economía con interrogantes aún más grandes.

Para quienes creen que el pasto esta siempre más verde del lado del vecino, debo decirles que en el mundo de las tres “i” la incertidumbre parece por momentos igualarnos ante lo impredecible, en un mundo cada vez más inestable. Pero mal de muchos no debería ser consuelo de tontos y por lo tanto debemos luchar para revertir los desafíos presentes y futuros.   ♣♣♣

comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *