Trata, la esclavitud del Siglo XXI

 -  -  3

Por Florencia Guerrero


Engañados, violentados y victimas de imponentes redes de corrupción, miles de personas son “vendidas” para terminar reducidas a la servidumbre o para explotación sexual, dentro del país. Historias, cifras de alerta y ¿Qué pasa con el Plan Nacional?

A la rosarina Vanesa C la salvaron calvario que comenzó en marzo del año pasado. Ella había conocido por Facebook a Carlos Montes, un hombre de Río Gallegos, con quien empezó charlando y, poco a poco forjó una relación de noviazgo virtual. “Parecía todo perfecto”, le dijo a la policía tras ser salvada, es que en enero de este año, él fue a buscarla y ambos regresaron a su ciudad patagónica. Iban a formar una familia feliz.

“Cuando llegamos, cambió su actitud. Empezó a pegarme si disentía con algo, además, me robo cosas de valor que yo llevé y algo de dinero. De golpe las cosas desaparecían”, explicó la mujer a este #PuenteAereo. Hasta que un día, finalmente, el agresor le saca el documento y el resto de sus pertenencias y le dijo que necesitaba dinero, así que había decidido explotarla sexualmente. Esto ocurrió clandestinamente, hasta que el 7 de agosto pasado, su madre recibió un mensaje en el que Vanesa le pedía auxilio. Había logrado hacerse de su celular por unos minutos, y no dudó: “Mamá, ayúdame”.

Una denuncia bastó para que el fiscal Federal Julio Zárate ordenara a la División de Prevención y Lucha Contra la Trata de Personas de la Policía de Santa Cruz, que investigara si la víctima estaba en el domicilio en contra de su voluntad y siendo explotada sexualmente por el denunciado. Ese mismo día se confirmó la situación de la víctima, que fue rescatada y trasladada a un centro asistencial, donde se corroboró que, además de los rastros de la violencia física, había sido contagiada de Covid-19.

El viernes, Vanesa, por fin pudo volver a su casa, nadie comprenderá lo que enfrentó. La humillación, las vejaciones, la angustia. Su caso se conoció apenas una semana antes de conmemorarse el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, el 23 de septiembre, un día que remite a 1913, cuando se promulgó en Argentina la Ley 9.143 – también conocida como Ley Palacios—, la primera norma legal en el mundo destinada a luchar contra la explotación sexual.

Aquel año, el socialista Alfredo Palacios impulsó la promulgación de la norma que marcaría a fuego una de las luchas más resonantes de la historia contra la esclavitud, aunque en los hechos y a la luz de los números, la pelea está más viva que nunca.

***

Las cautivas

Hay un número que pocos conocen, pero que podría poner los pelos de punta a casi cualquiera: En Argentina, desde 2008, se rescató a 15.420 víctimas de trata. Pero no es la única cifra alarmante, según las estadísticas del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las personas damnificadas por el delito de trata del Ministerio de Justicia, desde el inicio del año y hasta el último día de agosto se liberó y asistió a 446 personas, mientras que la Línea 145 recibió 1082 denuncias en ese período.

“Por cada rescate, hay cientos de mujeres en la misma situación, desamparadas, sin saber a dónde recurrir”, asegura a #PuenteAereo Susana Trimarco, mamá de Marita Verón, secuestrada el 3 de abril del 2002 por una red de trata. “Yo tomé la causa de mi hija como madre, y en estos años he visto casos similares, es desesperante porque donde se resuelven cinco, hay cien iguales”.

El desglose de las cifras provistas esta semana por la cartera de Justicia, le da la razón: Este año se rescataron unas 198 son mujeres y trans. La mayoría eran víctimas de trata laboral, y 12 de las que fueron asistidas por el dispositivo oficial, conviven con alguna discapacidad.

Otro dato interesante sobre trata de personas, una de las más graves violaciones a los derechos humanos y considerada por algunos expertos como la esclavitud del siglo XXI, es que en los últimos tres años creció en un 95% la cantidad de víctimas rescatadas. Buenos Aires, siempre primera en este tipo de estadísticas, mientras que en términos de salvataje esa provincia fue seguida por Mendoza, Salta, San Juan, Entre Ríos, Corrientes, Río Negro, Chaco, Neuquén, Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán, Chubut, Córdoba, Tierra del Fuego, y Misiones.

Las suelen ser niños, niñas, adolescentes y jóvenes, cerca del 90 por ciento son mujeres, alejadas de sus casas con engañosas, propuestas de trabajo o estudio. También hay casos de secuestro.

Trimarco —que creó la fundación María de los Ángeles—, y otras organizaciones lo saben bien, no todos los casos son como el de Vanesa, no solo por la pronta resolución, sino además por los eslabones de la cadena corrompida que componen verdaderas redes de organizaciones criminales que operan impunemente por medio de sobornos y violencia. En ellas muchas veces el poder político, judicial y la policía, juegan papeles fundamentales.

En este punto, la organización Human Trafficking ha descrito: “Desde 2006, los informes de organizaciones especializadas vienen denunciando que las víctimas con fines de explotación sexual, son “compradas” por los tratantes, y cada tres o cuatro meses son vendidas a otros tratantes, haciéndolas rotar por diversos lugares del país”, como metodología de protección de las organizaciones delictivas que en todas las provincias operan libremente.

Pero no es la explotación sexual, la única razón de alarma.

***

De sol a sol

Aquel sábado de julio había llovido y el Km 82 de la ruta 227, en el partido bonaerense de Lobería, amaneció bajo el agua. Con ese marco, gris y húmedo, a una finca en la que se cosechaban papas, en la zona cayó el juez Federal de Necochea, Fernando Bibel para un allanamiento donde encontró a 21 trabajadores en condiciones precarias y de hacinamiento que estaban siendo reducidos a la servidumbre por el reclutador y capataz de la empresa Pérez Hermanos, Rolando Barreto.

Veinte días antes, este hombre los había contratado en Los Telares, en Santiago del Estero, bajo la promesa de trabajo. ¿Cómo llegaron desde esa provincia hasta Lobería, en pleno ASPO? Debería resultar inexplicable, pero no lo es: Permisos truchos, policía lábil, en fin. Pero lo realmente terrorífico es lo que encontraron los trabajadores al llegar: sometidos a servidumbre, trabajando de sol a sol, sin contrato, ni aportes, sin ropa de trabajo, ni comida y durmiendo hacinados en containers donde pasaron frío hasta el día en que llegó la Justicia. El propio fiscal relató después que le resultaba increíble el estado en que estaban, rodeados por sus propias heces y sin alimentarse ni tomar agua potable hacía días. Argentina 2020, a una hora del Obelisco la vida no siempre da para selfie.

En la propia Buenos Aires, operan talleres textiles clandestinos que elaboran prendas para las grandes marcas de mercado, pero donde las víctimas son captadas en el extranjero —principalmente en Bolivia—, con falsas ofertas de empleo que a veces se encuentran escritas en la lengua materna de los reclutados (aymara, quechua, entre otras). Al llegar a la gran ciudad, les espera la famosa rotación de las “camas calientes”, el encierro dentro de los talleres y la falta de atención médica. Aquí también los inspectores brillan por su ausencia.

Tanto en el caso agrícola como en el textil, las víctimas colaterales son los niños, que trabajan a la par de sus padres y sufren las mismas penurias y carencias.

Para La Alameda, una Ong que hace años denuncia este tipo de maniobras, “el 80 por ciento de las víctimas de este tipo de vejaciones no consigue ser plenamente reinsertada socialmente y en muchos casos vuelven a caer en la extrema vulnerabilidad con el peligro de volver a ser revictimizadas”.

Más allá de la existencia de una Plan Nacional contra la trata —que inicialmente comprendía entre 2018 y 2020, pero no avanzó más que en resolución de denuncias puntuales—, la falta de programas de asistencia específicos que respondan a las situaciones particulares, parece un problema central que todavía no encuentra solución, en un panorama que no aporta más que pesimismo, para las víctimas silenciosas de delitos que intentan ser finiquitados desde hace más de un siglo.    ♣♣♣

#PA.

Domingo 20 de septiembre de 2020.
3 recommended
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *