La preocupación por los otros focos del COVID-19

 -  -  5

Por Florencia Guerrero


Aunque el AMBA representa al 54,2% de los contagios del país, hay varias provincias que despiertan preocupación en La Rosada. La que perdió el invicto, el gobernador arrepentido y el top de las que más contagios registran. 

Llegó el momento y Argentina promedia algo más de 2 mil contagios diarios de coronavirus. En el informe que distribuyó ayer el Gobierno las últimas cifras dicen que hubo 2401 casos nuevos, de los cuales 2272 se detectaron en el Área Metropolitana que desde el miércoles se blindará en una estricta fase 1. 

Pero más allá de la concentración de contagios en el AMBA, hay otras provincias que sostienen la alarma en Olivos: Formosa y Jujuy, por un lado, y Chaco, Rio Negro y Córdoba entre otras, que siguen sin dar buenas noticias y además inquietan a las provincias vecinas.

Las primeras dos fueron una sorpresa: La tierra de Gildo Insfrán, que venía invicta, sumó casi cien infectados en solo dos semanas, mientras que la provincia el gobernador Gerardo Morales, que había relajado la cuarentena, hace una semana no para de aportar infectados a la estadística. 

***

El gobernador que perdió el invicto

Aunque en Formosa aseguren que en esa provincia “no hay circulación viral”, en la gobernación confirman que desde que comenzó el aislamiento en el país esperaban las malas noticias. Varios meses, Insfrán se dio el lujo de ser una de las dos provincias sin casos –la otra es Catamarca que mantiene el invicto y este fin de semana reabrió los casinos–, pero ahora al mandatario le toca llevar tranquilidad a los formoseños, una población estimada en algo más de 640 mil habitantes.

“Vamos a combatir la pandemia sin que caiga un solo soldado”, dijo durante una videoconferencia ayer, después de recibir el informe oficial: 71 casos en tiempo récord. 

En el discurso oficial se reforzó la idea de que los positivos son importados de otras zonas, y una de las preocupaciones está en Clorinda, por el cruce con Paraguay en el que se ordenó intensificar los controles estrictos para evitar el flujo que, hasta ahora, era normal. 

Las mismas restricciones implementarán con Chaco, una de las provincias cuyos datos generan temor. Por eso en medio de la novedosa crisis sanitaria, el intendente de la capital formoseña, Jorge Jofré, sancionó una ordenanza que establece que las empresas distribuidoras que ingresan a la provincia desde otras regiones o países donde existe circulación viral, tendrán que cumplir un estricto protocolo que incluirá un punto de acopio que evitará el ingreso a las urbes.

También Jofré se ocupó de aclarar que no hay circulación en las tierras de la región norte del país y, entre los proyectos que analizan, está la posibilidad de cerrar la zona comercial, salvo los prestadores esenciales. 

Para garantizar el cumplimiento de las medidas, Insfrán –poco amigo de hablar con la prensa–, anunció que desde este fin de semana la policía provincial incrementará los operativos masivos, confirmando que la cuarentena llegó con cara de perro a su territorio. 

***

Varios pasos para atrás

Otro que hubiera preferido seguir en el equipo de los sueños, entre los 24 jefes de gobierno que se reúnen virtualmente con el presidente Alberto Fernández, es Gerardo Morales, que quintuplicó los casos de coronavirus en tan sólo una semana. Con el reporte entre manos, el gobernador llegó a culpar a una chola y a dos policías por el rebrote de la enfermedad. 

Anoche el Comité Operativo de Emergencia que Morales motorizó desde el día cero de la cuarentena, dio a conocer que en esa provincia se registraron 3 nuevos casos, sumando un total de 78 infectados dentro del territorio.

La provincia del norte argentino había sido la primera en flexibilizar las medidas preventivas. Abrieron locales gastronómicos, comercios, gimnasios, y se habilitó el turismo interno, aunque el viernes de la semana pasada Morales, dispuso volver al aislamiento social total. “Es por el bien de todos”, confirmó. 

Anoche, para paliar el resultado de la vuelta atrás en la flexibilización, el ejecutivo provincial anunció un programa de contención económica basado en subsidios y créditos a tasa cero que alcanzaría a comercios y actividades no exceptuadas.

Entre las preocupaciones del gobernador, Abra Pampa es la localidad más afectada con 29 casos, San Salvador de Jujuy le sigue con 20 casos, Caimancito tiene 8 afectados por el virus, Perico 5, San Pedro y Libertador 2, y Fraile Pintado, La Quiaca y San Antonio tienen 1 positivo de COVID-19.

Jujuy es, además, una de las regiones en las que hay más niños con coronavirus: solo ayer se confirmaron cuatro casos: Dos de 14 años, uno de 9 años y otro de 5 años.

***

Solo malas noticias

Al día de ayer, Chaco reportaba 1.831 casos positivos de COVID-19 y 94 fallecidos, y se ubicaba cómoda como la segunda zona roja para el virus, siguiendo al AMBA. Pero además el Ministerio de Salud de la provincia confirmó 3.200 pacientes con dengue, que pone en peligro la respuesta médica en la provincia. Una bomba de tiempo para el gobernador Jorge Capitanich, que la semana pasada tuvo que confirmar que parte de su gabinete tenía el virus que golpea al mundo. 

Como efecto dominó, la alerta llegó hasta sus vecinos, por caso, Corrientes anunció este viernes el incremento de personal de salud y de seguridad para los controles de tránsito en el puente General Belgrano, que une a esa provincia con el Chaco. La consigna es congelar la circulación. 

En el top de las provincias más afectadas, a Chaco la siguen Córdoba que ayer confirmó 15 casos y suma 630; Entre Ríos con 12 nuevos y 249 en total; Neuquén con 16 nuevos y un total de 431 y Rio Negro 14 y un total de 819. 

Para Capitanich, el problema es la circulación de un virus que no consigue frenar desde el inicio de los contagios. Pero no es sólo eso, este jueves el mandatario tuvo que salir a responder al personal médico de los hospitales públicos que denunció precarización –con salarios de $13.000–, y falta de normas de bioseguridad. Desde temprano médicos, enfermeros, técnicos auxiliares, mucamos, camilleros y administrativos, se manifestaron frente al Hospital Perrando, el principal centró médico estatal en la región. 

En medio del panorama de crisis, el gobernador tuvo esta semana una buena noticia cuando el presidente confirmó que “el ingreso Familiar de Emergencia (IFE) vamos a darlo por tercera vez en AMBA, Chaco y alguna otra zona que entendamos que necesita”, en su mensaje grabado desde la residencia de Olivos. Aunque conocía la decisión del ejecutivo, Capitanich respiró un poco de alivio, frente a un panorama que no promete mucha calma, de cara al temido pico.    ♣♣♣

#PA.

Domingo 28 de junio de 2020-
5 recommended
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *