Hugo aprieta, pero no ahorca (todavía)

 -  -  1

Por Florencia guerrero


Moyano está furioso, pero analiza opciones. Por ahora apelará a la estrategia de pegar en los costados, aunque no le tema jugar de outsider y critica a “los gordos”. La expectativa por los nombramientos que restan y la ambición por manejar OCA y restar valor al Correo Argentino.

Esta vez, Hugo Moyano había decidido ser más prolijo. Sabía que aunque Alberto Fernández se reunía con otros sectores, en algún momento le dedicaría un rato a él, el patriarca de los Camioneros, por eso cuando aquel viernes tuvieron la “cumbre” en la sede del gremio, el líder sindical apostó todas sus fichas. Ahora en su círculo dicen que no les era ajeno el nombre que circulaba para ocupar el ministerio de Transporte, se trataba del luego confirmado Mario Meoni, un pedido de Sergio Massa. Ese día Moyano cumplió con el ABC de la batalla por un espacio: Pidió todo, ahora le toca negociar.

Su hombre: Guillermo López del Punta, un abogado que ya fue secretario de Transporte entre 2002 y 2003, sonaba primero como ministro, luego como secretario y ahora a gatas como jefe de Gabinete. “Hay bastante enojo porque desde que se anunció el gabinete no hubo ninguna comunicación para responder a otros pedidos”, comentó un acólito del círculo del camionero en un almuerzo de fin de año en el que, no por casualidad, había prensa. Es que en el paquete de pedidos que realizó Moyano padre, había otras cuestiones que le importan más: poner un hombre de su riñón en la administración intervenida desde el macrismo de OCA y una vez con eso en la mano que se le garantice desde el Estado un volumen de distribución mayor al actual, en detrimento del Correo Argentino a la que el macrismo le había otorgado mayor participación.

Ambas empresas son un botín por el que el sindicalista no temería salir a la guerra. Actualmente OCA es el principal correo privado del país, allí Moyano sabe que cuenta con la mayoría en cantidad de afiliados y un historial en el que en plena crisis, se alzó como virtual interventor en 2016, en una maniobra poco clara que incluyó el ingreso por la fuerza a la sede de Barracas con varios muchachos del gremio apostados en las puertas para impedir el ingreso de Patricio Farcuh, dueño hasta entonces de la empresa. Aquella situación terminó con un pedido de quiebra de la AFIP ­­-por una deuda millonaria-, y la intervención macrista con un binomio conformado por Pablo Yannibelli, director de Fiscalización del Trabajo y la Seguridad Social de la Secretaría de Trabajo; y Rodrigo Condorí, abogado de la Federación Nacional de Camioneros, que desde hace dos meses quedó rengo, desde la renuncia del primero.

“Hugo pide un hombre suyo en reemplazo de Yannibelli, eso lo dejaría en total dominio de la empresa privada de mensajería que más factura en el país. Hay muchas dudas con aceptar esa demanda”, confirman desde el renovado ministerio de Trabajo, aunque saben que de no hacerlo, la furia moyanista podría desatarse.

***

Pegando en los bordes

Desde el enuncio del Gabinete, llamó la atención que Hugo y Pablo no hablaran. El jefe de la familia participó el día de asunción, se lo vio tranquilo, caminando sonriente por Pasos Perdidos, en el Congreso. Tuvo tiempo de saludar a varios amigos, estrecharse en un abrazo con Eduardo Duhalde y charlar largamente con el apoderado del PJ, Jorge Landeau.

Son años de ejercer el poder, Moyano sabe cuándo es momento de acompañar y cuándo debe pegar para recibir lo que quiere, por eso no sorprendió que un día antes de la velada por el cambio de gobierno saliera con los tapones de punta: “Cada compañero conoce la actividad en profundidad, porque la ha vivido, la ha sufrido y la ha trabajado, sin embargo te ponen un funcionario que no tiene idea de lo que habla, como nos ha pasado a nosotros con el ministro de Transporte. Creo que el gobierno debe prestar atención a eso, y este gobierno, que los trabajadores le hemos dado la posibilidad de que asuma el día de mañana a conducir los destinos del país, debería convocar a los hombres del trabajo para algunos lugares donde se discute la actividad que uno desarrolla, para transmitirle una vivencia de lo que es la actividad, porque ponen a un funcionario que puede haber estudiado y haber hecho muchas cosas, pero no conocen en profundidad la actividad”, escupió desde el escenario de cierre anual de la Juventud Sindical Nacional. Hacía calor y el fervor del aplauso lo envalentonó.

***

Pequeñas victorias

En medio de las especulaciones por la negativa de Fernández a fijar un bono de fin de año con el apoyo de la CGT, los Moyano presionaron a las cámaras de transporte: “Bono o paro”. No fueron el primer sector en reclamar, aunque si uno de los pocos que esta semana selló un acuerdo: dependiendo el sector, los trabajadores recibirán entre $20.000 y $30.000, en cuotas de $5000, hasta abril.

“Que se callen la boca”, había dicho “el Negro” cuando le consultaron la posición de “los gordos”. A Hugo le gusta jugar solo, armar sus propios acuerdos y aparecer como un outsider, como cuando en el 2001 se separó del aparato del oficialista Rodolfo Daer y capitalizó la furia de los trabajadores en medio de la crisis financiera, encabezando marchas multitudinarias y diatribas dignas de un revolucionario. Esa es la base de su autoconfianza, la matriz de una supervivencia que lo ha llevado cíclicamente a jugar a favor y en contra de los varios gobiernos que aparecieron en el firmamento. Por ahora no le falla: ellos pasan, Moyano queda.

Por eso estos son días de tensa calma, como la preparación de una tormenta dentro del mar marplatense que tanto conoce el líder sindical. Moyano no descarta que el oleaje se agite fuerte cuando otra vez le bajen las pretensiones, y aunque exista el peligro de desatar su furia con las designaciones restantes en Transporte y dilatando el nombramiento en OCA hasta marzo -cuando la Justicia debería definir la subasta de la empresa a manos privadas-, ha decidido esperar a las definiciones de La Rosada. Alberto también lo sabe, esperar no es bajar la guardia, por eso intentará convencerlo antes de terminar a las piñas en lo que podría ser una pelea titánica, cuando recién arranca la gestión.   ♣♣♣

#PA.

Domingo 15 de diciembre de 2019.
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *