Grieta: Alberto tiene a Tinelli de su lado

 -  - 

Por Florencia Guerrero


Cumbre en Puerto Madero. ¿Qué se dijeron durante el “café pendiente”? de las promesas a las criticas, y la invitación para que Alberto vaya a ShowMatch.

Para Alberto hay un antes y después del 11 de agosto. Antes, con cierta confianza basada en los números que circulaban, cocinaba una imagen de candidato entre el apuro de su definición como cabeza de lista y el cierre de acuerdos para un armado que era anterior. Después de las PASO la historia fue otra, porque el resultado le dio el envión que por estos días lo tiene trabajando no sólo en la unidad partidaria sino además en la dispersión generalizada que llegó con la derrota de 2015. Ardua tarea. En ese plan estas semanas el candidato de Todos mantuvo reuniones públicas con potenciales participes de su gestión, como Florencio Randazzo que unos días después ya participa de la recorrida bonaerense.

Pero no todo está para ser expuesto y difundido. Entre algunos encuentros menos a la vista y sin registro fotográfico, la semana pasada Fernández preparó un desayuno con el que convidó a Marcelo Tinelli, con quien había hablado la noche de la victoria, pero por teléfono. Ese día Alberto, cansado de la jornada electoral y ante un aluvión de felicitaciones, se dio el gusto de agradecer y chicanear un poco al conductor: “¿Ahora me conocés?”, en respuesta a aquella ¿humorada? en la pantalla de ShowMatch al conocerse la fórmula de Los Fernández: “¿Quién conoce a Alberto?”, había lanzado en el éter de 14 puntos de rating el cabezón.

El sábado 28 de septiembre, la primavera había llegado una semana atrás, aunque el clima seguía sin “soltar” y el frío se adueñaba de la hermosa rivera porteña. A las 9 de la mañana Dylan Fernández ya paseaba por el coqueto barrio de calles con nombre de mujeres emblemáticas y pasajes repletos de jet set y política vernácula. Tal vez, por eso al conserje del River View de Puerto Madero no le pareció raro que medio apurado y camuflado bajo una gorra y en ropa sport llegara Marcelo Tinelli, con él venía un habitué, Matías Lammens.

Hubo medialunas y café para una charla que se extendió por poco más de una hora y media. El encuentro estaba cerrado hace tiempo, esa semana ultimaron los detalles con el candidato a jefe de Gobierno porteño como interlocutor entre las agendas de ambos. Marcelo pidió que no se filtre nada, por eso pocos del entorno de Fernández sabían del “café pendiente”, y se instruyó a los asesores en comunicación, esta sería una reunión de amigos, “sin fotógrafos ni comunicado”. Con el hecho consumado, fue su círculo el que distribuyó la novedad.

***

Líbero estratégico

Que sí, que no. Tinelli viene histeriqueandole a la posibilidad de zambullirse en el mundillo de la política nacional y popular. Siempre siguiendo de cerca a su amigo Sergio Massa, tal vez las dudas del tigrense lo hayan vuelto más conservador porque ha dejado correr varias posibilidades. Al conductor le gustan estas reuniones en las que es el eje de las miradas, sabe que tiene poder y aunque las varias encuestas que lo testearon no den todavía los frutos deseados, cada vez que entra a una habitación en el que es “el diferente”, el componente “no político”, le encanta.

Por eso, ese sábado habló de todo un poco. Desde las frivolidades y las ideas de campaña hasta cosas que le interesan como el deporte. Tinelli le preguntó a Alberto sobre Argentinos, que el lunes siguiente enfrentaba a Colón por la Superliga, hablaron del crecimiento de San Lorenzo, la vuelta a Boedo y el futuro del club. La agenda no incluyó a la AFA en términos de promesas, ambos prefirieron cosas más triviales y menos conflictivas esta vez.

Igualmente, el candidato se interesó en saber qué horizonte tiene el conductor en sus intereses dentro de un eventual gobierno. El dueño de Laflia escuchó, atento y esquivó definiciones concretas, también aprovechó para invitarlo al plató del show más visto del país, y esta vez el que no se jugó con una respuesta fue Alberto, “de eso hablá con los muchachos, ya veremos”, dijo aunque sabe que, por ahora, no es opción.

Alberto también le agradeció que el mes pasado fuera el conductor el que tuvo palabras de cordiales hacia él, elogiando su capacidad de gestión porque el candidato “es un tipo inteligente, que está tres pasos adelante de un montón de cosas”. En la misma nota Tinelli había criticado a Mauricio Macri tildándolo de insensible y acusándolo de “alejarse de la gente”, justo esa tarde de sábado unas horas después de esta reunión, el presidente abría en Barrancas de Belgrano la caravana del #Sí,sepuede, rodeado de jubilados adeptos a su gestión.

Después del encuentro ambos mantuvieron el pacto de caballeros y prefirieron no dar muchos detalles de futuras reuniones. En la productora de Tinelli confirmaron que el conductor ya dispuso al equipo que lo aconseja, trabajar cuestiones de medio ambiente, una temática con la que se está familiarizando a partir del fanatismo de su hija Candelaria, ecologista confesa. Tal vez esa sea la propuesta que acerque al candidato, el nuevo socio estratégico, aunque parece que sus ambiciones vuelan un poco más alto. Por ahora Tinelli prefiere aparentar un juego de líbero, aunque a la vista esté claro que es el más cercano a la causa de Los Fernández.   ♣♣♣

comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *