AMBA: En dos semanas llega el pico

 -  -  4

Por Florencia Guerrero


Con encuestas que lo apuran, el gobierno se prepara para relajar una cuarentena que mantiene el equilibrio sanitario pero recibe críticas. El viernes próximo se juega un anuncio: Las presiones para relajar y la realidad en el área metropolitana.

Aunque pretendan esconderlo, el AMBA sigue siendo para el Gobierno nacional la región más comprometida en relación con el coronavirus y el aislamiento estricto.

Mientras no exista una vacuna o tratamiento preventivo, el virus “va a seguir circulando y hay que estar preparados para escenarios con brotes que obliguen a cierres parciales”, dijo el infectólogo Pedro Cahn, uno de los especialistas dilectos del circulo que rodea al presidente Alberto Fernández en sus decisiones respecto de la cuarentena preventiva que se instauró, con variaciones, desde el 15 de marzo en Argentina. En ese grupo todos creen que el viernes próximo no terminará la pandemia, y que en algunos casos, la idea de flexibilizar las medidas es prematura.

Los especialistas explicaron a este portal que en la Provincia de Buenos Aires se está haciendo rastreo de contactos a partir de casos sospechosos. La preocupación sigue siendo evitar que se saturen las camas de terapia intensiva, algo que por el momento parece bajo control.

En relación a las restricciones, Cahn afirmó que existe la posibilidad de un aislamiento más estricto “si el que estamos atravesando no se cumple o no da frutos. No nos olvidemos que los casos que vemos ahora internados son los que llevan más de 15 días infectados. Los más de 3.500 casos que vimos estos días no son producto de que está fracasando la cuarentena sino que son los que se infectaron hace diez o quince días. Entonces el impacto de estas últimas medidas deberíamos verlo a partir de la mitad de la semana que viene en adelante”.

***

¿Vamos a una cuarentena con fases intermitentes? Algo así dejó rodar en los medios el Gobierno de la Ciudad, aunque todavía no se haya discutido con el Ejecutivo nacional. Según Cahn, “es posible que tengamos brotes que nos obliguen a hacer cierres parciales; quizás se tiene un brote en una provincia y en ese lugar tenés que hacer un cierre por unos días; esto puede pasar una vez por mes, una vez por año, por semestre, sólo en invierno, no se sabe”, aunque el especialista no dude en que este sea un escenario para el que hay que estar preparado.

Pero, si quedan dudas sobre la mirada de los especialistas médicos, el ministro de Salud, Ginés González García, advirtió que la situación epidemiológica Bonaerense viene “dos o tres semanas detrás” respecto de la ciudad de Buenos Aires, y aconsejó cumplir con los controles médicos, tratamientos y con la vacunación obligatoria, en especial de los niños, pese a la pandemia de coronavirus.

“Para mí el Conurbano está dos o tres semana atrás, por eso debemos seguir haciendo lo que estamos haciendo, contener los casos, hacer control y aislamiento; ya lo hicimos con Ciudad y ahora con Provincia”, explicó el ministro en un contexto donde el Jefe de Gobierno porteño comenzó a hacer circular esta semana un programa de reaperturas escalonadas de diferentes sectores productivos, mientras que el gobernador de la provincia, Axel Kicillof, adelantó que también prepara un plan.

Por tercera vez en la segunda semana de restricción del AMBA, el titular de la cartera sanitaria confirmó que “siempre supera cualquier otra dimensión porque tiene el 90% de los casos nuevos”. No es una afirmación cualquiera, según los datos difundidos anoche, el área metropolitana aportó el 58,2% de los 3449 infectados confirmados.

Y las dudas no son pocas, en Buenos Aires hubo dos bajas sensibles: Por un lado, Bahía Blanca retrocedió a la fase 3 de aislamiento por el aumento de casos de coronavirus registrados en los últimos días. Fue una decisión conjunta entre el intendente Héctor Gay y el jefe de Gabinete del Gobernador, Carlos Bianco. Por otro lado, el intendente Guillermo Montenegro, dijo que si el escenario se agrava podría retroceder en la apertura que aceptó en Mar del Plata.

La Feliz, hasta aquí, era de las bonaerenses más orgullosas, pero con la confirmación de 73 casos en las últimas 24 horas -la mayor desde el inicio de la pandemia en la ciudad- el Jefe Comunal se mostró “preocupado y alerta” y afinó la sintonía con la gobernación a la que, hasta ahora, apunto como exagerada.

***

¿Qué nos espera?

Desde el anuncio del presidente, el 17 de julio parece la cota, el antes y después. Aunque para los especialistas, todavía falta. En relación con la cuarentena después de esa fecha, el Ministro de Salud, dijo que “aún no se decidió” y que “esa determinación se tomará en los últimos días”, aunque reconoció que “hay cansancio, enojo de mucha gente y agotamiento”. Varios relevamientos le dan la razón en este punto, aunque el círculo médico crea que falta tiempo para el final.

“En algunos lugares los países que dicen que hoy están saliendo pasaron por situaciones atroces en las que no pudieron atender a la gente como en Madrid o Nueva York, por eso si no se maneja la evolución de las cantidad de casos, no hay sistema en el mundo que lo pueda contener”, afirmó Gonzáles García que a diario recibe la preocupación de los sanitaristas. Es que en estos meses el ministro se ha vuelto un tamiz entre las posiciones que proclaman “economía vs. vidas”.

Para el pico faltan dos semanas, como mínimo, eso confirmaron a #PuenteAéreo tres médicos del circulo albertista. “Tenemos que estar orgullosos de lo que hemos hecho todos los argentinos, con mucho esfuerzo, con pérdidas afectivas y económicas, pero tampoco podemos tirar por la borda lo que hemos conseguido”, afirmó el ministro.

Entre el lunes y miércoles que viene, llegará la nueva información sobre contagios y es cuando se comenzará a definir el futuro del AMBA, con miradas contrapuestas y posiciones encontradas. Un Terruño de 14 millones de personas que desde el inicio despierta la alerta en un país que no está en fase 1, pero la palpita. ♣♣♣

#PA.

DOMINGO 12 DE JULIO DE 2020.
4 recommended
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *