Ofelia: “Somos el fucking presente”

 -  - 

Por Tania Pipke


Con 19 años se convirtió en la legisladora más joven de América Latina. Luchadora y locuaz, pretende representar a la juventud en las altas esferas políticas.

“Y lo que quiero, y lo que espero, es que nunca más nadie se sienta generoso diciéndonos que somos el futuro, más bien que tenga la obligación de acá en más, de asumir que somos fucking presente”. Con esta frase meses atrás la recientemente electa legisladora finalizaba entre aplausos uno de sus más fervientes discursos.

Ofelia Fernández, era candidata a diputada de la Ciudad de Buenos Aires por el Frente de Todos, ocupaba el tercer lugar en la lista y tras los resultados de las elecciones, desde el próximo 10 de diciembre ocupará una banca en la Legislatura porteña. Con tan solo 19 años, se convirtió en la diputada más joven de Latinoamérica.

Nacida el 14 de abril del 2000, milita desde los trece años. Dice comprender a los sectores populares del país, lucha por la educación pública, es feminista, pretende la implementación efectiva de la Educación Sexual Integral (ESI) y va con todo por la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Por ello, asegura que “nadie va a representar mejor la revolución de las hijas, que las hijas”.

A pesar de hablar bastante rápido, tiene una excelente oratoria. Expresa discursos donde entremezcla el lenguaje inclusivo con términos Centennial y políticos. Sus discursos se caracterizan por ser pocos solemnes, elevados y capaces de enardecer o levantar los ánimos de quien la escuche… pero principalmente de la juventud que la admira y se sienten identificada.

Emergió a los 15 años siendo presidenta del Centro de Estudiantes del Instituto Carlos Pellegrini y se convirtió en la primera alumna en conseguir una reelección. Desde ese puesto, en 2017 lideró la toma del colegio contra la reforma educativa que impulsaba el gobierno porteño. Se hizo conocida al enfrentarse verbalmente con periodistas que doblegaban su edad, y que al entrevistarla por el hecho, intentaban acorralarla.

Al igual que cualquier persona de su edad, es muy activa en las redes sociales, siendo sus favoritas Twitter e Instagram. Las usa para llegar a más personas dando a conocer un poco de su vida habitual, pero también su pensamiento, mostrando sus principales actividades y, además, para juzgar las decisiones políticas y económicas del gobierno de Mauricio Macri.

En sus cuentas tiene miles de seguidores. Estos a su vez acaparan sus publicaciones con mensajes de aliento, agradecimientos, felicitaciones y otros con todo lo contrario. Tal es el caso del pasado 25 de julio cuando al tiempo de conocerse que sería candidata, diversos usuarios le salieron al cruce: “Puede parecer arrogante, pero a los 19 no completaste tu formación”; “¿Qué apuro tiene, asegurarse un sueldito?”; “¿Está mal pedir mayor jerarquía intelectual antes de legislar para el país? todo llega. No quemes etapas”… inclusive algunos hasta consideraron que “No puede ser candidata, tiene 19. Es Humo”.

Lo cierto es que la recientemente electa diputada cumple con todos los requisitos para el puesto, y por ello, promete ocuparse desde adentro de la legislatura de las problemáticas sociales que afectan tanto a su generación como la de todos, todas, y todes, asegurando “ser la primera, pero no la última piba en pelear y ganar espacios como este”.

#PA.

Domingo 3 de noviembre de 2019.
comments icon 0 comments

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *