La misteriosa vida de Franco Parisi en Alabama

Por REDACCIÓN

El “candidato fantasma”, tercero en las elecciones del pasado domingo y pieza clave para la segunda vuelta, narra su vida en los Estados Unidos: la rutina, sus trabajos, las denuncias en su contra.

Por María José López y María José Gutiérrez

-¿Por qué Alabama?

-Me gusta mucho el sur de EE.UU., tenemos buenos amigos, muy buena educación pública para mi hijo, es muy seguro, tranquilo para la familia. Y es un estado muy barato, mucho más que Santiago, Buenos Aires o Roma. Es muy fácil emprender aquí. Está lleno de oportunidades. Hay mucha oferta laboral.

-¿Qué responde a los que dicen que es cómodo enfrentar desde allá la contingencia judicial?

-Aquí no hay acoso periodístico. Es una canallada lo que hizo el 13, al publicar documentos reservados de los Tribunales de familia. Que se termine la reserva para todos los casos entonces. Mi mea culpa es que debimos hacer todo (los acuerdos con su ex mujer Denise Tarziján, que lo tiene demandado por $207 millones de pensión alimenticia) con contratos. Ese fue mi error.

¿Y a los que dicen que su candidatura es surrealista por estar en plena campaña presidencial sin pisar su país?

-Respondo que Biden hizo la misma campaña que yo. Él estaba en su basement, era la crítica que le hacía a Trump. Y miren el resultado.

***

En el barrio Hoover, en la ciudad de Birmingham, en el estado de Alabama, al sur de Estados Unidos, se emplaza el condominio donde está la casa de Franco Parisi. Vive a 45 minutos de la Universidad de Alabama y a 40 de la Universidad Alabama Birmingham. En ambas, dice, hizo clases. “No estoy en ninguna ahora”, agregará más tarde.

Son las 5 de la tarde del jueves 23 de septiembre. En esa zona del país del norte, hay dos horas menos. Franco Parisi aparece en la pantalla: viste una polera manga corta, detrás de él, en la pared, se ven 6 diplomas enmarcados. Los mismos que se aprecian en los lives -uno de ellos, Bad Boys-, que encabeza frecuentemente desde que inscribió la candidatura presidencial el 23 de agosto.

Explica que tuvo un día agitado. El domingo pasado un reportaje de Canal 13 reveló que adeuda una millonaria pensión alimenticia a sus dos hijos desde 2016. Por ello se encuentra vigente una orden de arraigo en su contra, la que fue decretada en agosto de 2020. Dos meses antes de eso -exactamente el 14 de junio- Parisi tomó un vuelo junto a su actual mujer, la argentina Mariela García, y su hijo de 8 años, rumbo a Alabama.

“Fue el primer día que se abrieron las fronteras para salir del país durante la pandemia el año pasado”, asegura.
Según cuenta el economista, la razón de su partida se debe a que tras el estallido social fue víctima de hostigamiento y persecuciones “muy graves y serias que prefiero no detallar cuando comencé a marcar presencia en encuestas presidenciales. Hubo personas que me advirtieron, ‘te tienes que ir tal por cual o sufrirás las consecuencias’”, relata.

“Afortunadamente tenía la posibilidad de venir a mi residencia acá, o a Italia, porque tengo residencia italiana también, o a Argentina, por mi señora. Pero allá las cosas estaban difíciles también. Así es que elegimos EE.UU.”.

El plan inicial era mudarse en marzo del año pasado. De hecho durante ese verano viajó a afinar detalles para su partida y organizó el papeleo junto a sus abogados (el jurista de su confianza es Mauricio Pavez). Pero el Covid-19 retrasó el viaje.

***

Primera parada

La relación de Parisi con EE.UU. se remonta a principios de los 90 cuando se trasladó a estudiar un doctorado en administración en la Universidad de Georgia. En 1996, en la ciudad de Clarke, en ese estado, se casó con Laura Lee Campbell. En total vivió ahí cuatro años. Fue entonces, dice, cuando conoció Alabama, ciudad vecina a Georgia. “Varias veces he estado viviendo en Alabama, en 2000 dí clases en la Universidad de Alabama en Birmingham y de ahí en 2015 a 2017, me instalé a vivir”, apunta.

Durante esos años el economista fue acusado de actitudes impropias con alumnas. La Texas Tech University decidió terminar con el contrato de Parisi el 31 de mayo de 2015. La misma decisión tomaron en la Universidad de Alabama.

“No hay ninguna causa judicial en mi contra”, responde sin entrar en detalles sobre la acusación. Pero reconoce que desde entonces “hago como los gringos, opté por una actitud más formal, distante, no saludo de besos y trato de usted, por ejemplo, para no parecer confianzudo”.

En 2017 volvió a Chile. Él dice que el motivo se debió a que su padre, Antonino Segundo Parisi, enfermó.
En su LinkedIn -hasta la publicación del reportaje de Canal 13- aún aparecía como profesor universitario de dichas casas de estudio.

***

¿De dónde vienen los US$ 3.500?

En Alabama -donde nació la ex secretaria de Estado Condoleezza Rice y la actriz Courtney Cox-, las dos principales ciudades son Montgomery, conocida por ser el epicentro legislativo, y Birmingham, la ciudad de negocios y servicios. En la segunda, en el barrio Hoover, se instaló Parisi, en una casa evaluada en US$ 500 mil (unos $393 millones), cerca de un campo de golf.

Parisi ha reconocido públicamente ser fanático de los autos, y que una de las cosas que le gusta de Birmingham es que ahí está la planta más grande de Mercedes Benz, que hay un museo de vehículos y que a 70 kilómetros está el Talladega Superspeedway; lugar que él describe como “el ring” del automovilismo de velocidad -ahí se realiza la NASCAR– y donde planea ir alguna vez.

De acuerdo a su declaración en el Servel y a los datos que están disponibles en el portal de probidad de la Contraloría, el ingeniero comercial, en su calidad de candidato presidencial informó una renta mensual de US$ 3.500 (unos $2.750.000), los cuales obtendría por su labor como profesor en EE.UU., según estableció en el mismo documento.

No obstante, no detalló en qué institución ejerce. Consultado por DF MAS, responde: “No he dicho que trabajo de profesor en una universidad, sino que hago actividades docentes. Prefiero no dar nombres de establecimientos, no quiero que hostiguen aquellos lugares, como ya hemos visto que lo han hecho en algunas partes”.

Entre de sus bienes, Parisi informó que además de la propiedad que posee en Birmingham tiene un vehículo Mercedes Benz del 2018 de un avalúo fiscal de $10 millones. “En Chile”, dice, “no tengo nada: casa, autos, empresas, nada”.

Los US$3.500 declarados provendrían también de su actividad de consultoría. El ingeniero comercial de la Universidad de Chile, ex vicedecano de la Facultad de Economía y Negocios, e incluso asumió como decano interino cuando Felipe Morandé fue nombrado ministro en el primero gobierno de Piñera, y ex profesor en las cátedras de Finanzas I y II de dicha entidad -donde trabajó por 15 años pero que, dice ahora, no tiene amigos ni cercanos de aquella época- realiza asesorías financieras -otra vez- confidenciales.

No puede dar nombres de clientes, “son empresas y personas naturales”, a quienes les hace reportes con análisis de portfolios, informes de economías latinoamericanas, investment banking, índices accionarios y swaps, asegura.

***

Rutina

Su rutina parte cerca de las 6 de la mañana, para revisar Bloomberg, Financial Times, Business Fox, índices de Dow Jones, Shanghái, principalmente, relata. A las 8 de la mañana deja a su hijo en el colegio -“es público, y está en el 95% de los mejores de EE.UU.”, comenta-, y se instala otra vez en el escritorio de su casa como hasta la 13 horas, para almorzar. Tras el cierre de los mercados dice que envía los reportes a sus clientes.

Todas las tardes durante tres horas se dedica a conversar con los candidatos del Partido de la Gente (PDG), que para la elección parlamentaria lleva 381 postulantes. Su generalísimo de campaña es Emilio Peña, mientras que el creativo a cargo es Giancarlo Barvaleta. Con este se conecta en el programa Bad Boys, y juntos aparecen en una foto que Parisi subió a sus redes sociales hace tres semanas junto al economista argentino libertario Javier Milei. No son amigos, asegura, pero dice que lo considera “simpático” y con algunas posturas en común.

En sus ratos libres suele jugar fútbol americano con su hijo y ha comentado que además le gusta dejar alimentos a mapaches y ciervos que dan vuelta por ahí, según una entrevista en el sitio themamastore.cl. Todos los viernes, relata, almuerza con su mujer en un restorán. Su preferido era el Comida Superior, de comida mexicana, que cerró por la pandemia.

Los fines de semana recorre parques del entorno o viaja a alguna ciudad cercana como Nueva Orleans y la playa Orange Beach. “Vivir en Alabama es un placer”, confiesa.

Dice que tiene residencia (Green Card) que le permite vivir y trabajar allá. Y que aunque podría haber participado de los últimos procesos electorales de Chile, no lo hizo, porque no alcanzó a inscribirse. “No tuve tiempo”, señala.

En cuanto a su relación con chilenos en EE.UU., señala que en el lugar que vive prácticamente no hay compatriotas. Tenía un amigo, Reinaldo González, que recién se mudó a otro estado, con quien dice que espera pasar la Navidad en Estados Unidos. Y que de hecho, para las Fiestas Patrias, tuvo que viajar a Atlanta, para conseguir empanadas chilenas.

Aunque tampoco lo consideraba un amigo, era cercano a Fritz Bartsch, el dueño de los gimnasios Pacific Fitness que murió en junio. A través suyo, antes de la pandemia, viajó a Florida a la zona de Boca Ratón a ver casas. Visitó propiedades que son más baratas y que son exclusivas para mayores de 55 años -edad que aún no cumple- y otras normales.

Quienes estuvieron con él en ese recorrido cuentan que Parisi sólo quería conocer y tantear la oferta que había, pero que no tenía un plan concreto de comprar allá o mudarse. De hecho, el economista encuentra que esa zona está demasiado cara.

Con quien tiene relación cortada es con el fundador de Felices y Forrados, Gino Lorenzini, de quien se distanció luego de que Parisi asumiera la candidatura que él también anhelaba. Sobre la situación de la empresa de Lorenzini, asegura: “Fui crítico de que lo hayan obligado a cerrar la empresa. No es que esté a favor ni en contra, pero no tengo los datos para criticar lo que hacía”.

***

Escenarios judiciales, vía online

A su rutina estos días ha debido sumarle la contingencia que enfrenta con la justicia. Ahí lo asesoran Mauricio Pavez y la abogada Elizabeth Rodríguez, vocera del PDG y candidata a diputada.

La misma que, mientras los otros candidatos participaban del primer debate presidencial, lo acompañó la noche del martes 22 a Mentiras Verdaderas -él se comunicó por videoconferencia desde Alabama, ella lo hizo presencial en el estudio con el periodista Eduardo Fuentes– y quien aseguró que efectivamente existe la causa, pero que no fueron notificados y que los pagos por las colegiaturas de sus hijos sí se efectuaron.

Parisi asegura que encargó una auditoría para comprobarlo. Su abogada, además señala que están en negociaciones para solucionar el conflicto con su ex mujer. La contraparte, encabezada por la abogada Marisol Valladares, tiene otra versión: en T13 señaló que aquellas conversaciones no existen.

En diversas notas de prensa, se señala que Parisi posee una empresa ubicada en las islas San Vicente y Granadina dedicada a asesorías e inversiones llamada Parisi FX.

También, que participa en Royal Real State, una firma inmobiliaria por la que hoy enfrenta una querella por los delitos de estafa y lavado de dinero y que es responsable del que es conocido como el “edificio sin ley” de La Cisterna, cuyos vecinos denuncian balaceras y peleas. Desde EE.UU., el candidato lo niega: dice que en esta última sólo fue un ejecutivo y que con su hermano, Antonino -quien vive en Italia y a quien solo prestaba asesorías a su empresa FX-, ya no tiene vínculo laboral.

***

Vuelta a Chile

“¿Por qué Franco Parisi no vuelve a Chile”?, preguntaba Mónica Pérez en la nota de Canal 13. Mientras esta semana se especuló a que se debe a la situación judicial, él responde que no es cierto. “No hay opción de que me detengan”, dice.
Su plan es dejar su casa en Hoover a fines de octubre y arrendar algo “en alguna parte de Chile” para instalarse. Dice que está organizando su primer evento presencial para su regreso, que “será en grande”.

En tanto, su casa en Alamaba no se vende. “Nadie puede ser tan soberbio de creer que tiene la elección ganada”, asegura.

♣♣♣

#PA. DF MAS.

25 de noviembre de 2021.

Notas Relacionadas

GJ 367 b, el misterioso y pequeño planeta de hierro

El planeta ha sido descubierto por un grupo internacional de 78 científicos liderados por el Instituto de Investigación Planetaria del DLR (Centro Aeroespacial Alemán) y los detalles del hallazgo se publicaron ayer en la revista Science.