El Gobierno impulsa un servicio cívico voluntario para jóvenes

Por REDACCIÓN

Según explica la resolución, está enfocado en brindar oportunidades de formación en valores democráticos y republicanos, y estará a cargo de Gendarmería Nacional.

#PA

El ministerio de Seguridad anunció ayer martes la creación del Servicio Cívico Voluntario en Valores, un programa de formación y capacitación para jóvenes de 16 a 20 años que acaparó críticas de opositores porque será impartido por la Gendarmería Nacional, cuerpo policial de naturaleza militar.

El proyecto, que comenzará el 1 de septiembre para los 1.200 primeros voluntarios, durará cuatro meses en fase experimental y a partir de enero de 2020 se ampliará para llegar a jóvenes de todo el país.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, explicó ante el Gabinete de Ministros de ayer, martes que el programa ayudará a que los jóvenes tengan “bien adentrado el sistema de responsabilidad, el valor de la disciplina, de tener que levantarse”.

“Van a saludar a la bandera, van a tener talleres de orientación vocacional, de primeros auxilios y de distintos oficios que les van a permitir entender qué es lo que quieren en sus vidas”, detalló Bullrich.

Además, remarcó que, aunque habrá entrenamiento físico, todo el personal militar que esté con los jóvenes va a estar desarmado. En ese sentido explicó que eligieron a este cuerpo para el proyecto de formación por el “sentido de ejemplaridad” que infunden.

“Los gendarmes son muchachos jóvenes que entran a una institución, que vienen, en general, del interior del país (…) y hacen un gran esfuerzo para superarse, para ser profesionales”, apuntó.

Las primeras reacciones de la oposición al plan no se hicieron esperar y Alberto Fernández, precandidato a la presidencia por el peronista Frente de Todos, expresó que el problema que tienen los jóvenes no es convertirse en voluntarios civiles, sino que “no tienen trabajo”.

Asimismo, Nilda Garré, exministra de Defensa y diputada nacional del kirchnerista Frente Para la Victoria, afirmó que esta iniciativa pretende “militarizar a niños y jóvenes de sectores vulnerables”.

Entre las actividades que llevarán a cabo los participantes del servicio se encuentra el manejo de drones y otras tecnologías, educación física y equinoterapia, además de variados talleres de formación.

Las primeras seis sedes del Servicio Cívico Voluntario en Valores estarán ubicadas en la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santiago del Estero y San Carlos de Bariloche.

Cada una de las sedes acogerá a 200 voluntarios, que acudirán un día a la semana durante cuatro horas por la tarde, para que el programa no interfiera con la asistencia a la escuela.

La ministra de Seguridad insistió en que esta iniciativa no es una vuelta al servicio militar obligatorio argentino, conocido popularmente como “la colimba”, vigente hasta 1994.

La idea es que a partir del año que viene sea un programa “más general”, por lo que pretenden ampliar las plazas, las sedes y los días a la semana en los que se imparte el programa.

Entre los mecanismos de este servicio voluntario se encuentran facilidades para que los jóvenes que hayan abandonado la educación secundaria puedan volver a la escuela y que aquellos que muestren una vocación clara puedan seguir luego en institutos de formación profesional.

El ministro de Educación argentino, Alejandro Finocchiaro, aseguró que se trata de “distintas ofertas para chicos que hoy no están haciendo nada: están en la calle, no están trabajando ni están estudiando”.

Respecto a la motivación que puedan tener los jóvenes para presentarse voluntariamente en un programa así, Bullrich confió en el impulso que les pueden dar sus madres para apuntarse.

“No es algo nuevo en el mundo, sino algo que nosotros vamos a experimentar y creemos que va a ser algo muy positivo, muy bueno para los jóvenes argentinos”, aseguró la ministra.

***

La Comisión por la Memoria bonaerense rechaza el Servicio Cívico Voluntario en Valores

A través de un comunicado, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) analizó que la medida impulsada por el ministerio de Seguridad “busca poner en manos de las fuerzas de seguridad las políticas de niñez y adolescencia sin intervención de los organismos de promoción y protección de sus derechos”.

El organismo consideró que la Gendarmería Nacional “no puede ser garante de los valores de la democracia”, y rechazó “esta nueva resolución demagógica e irresponsable que sólo busca fortalecer el control social por medio de las agencias punitivas del Estado y alimentar un sentido común autoritario que persiste en nuestra sociedad”.

Para la CPM, la propuesta “pretende conmover cierto sentido común autoritario que orienta las políticas de seguridad: más control y presencia de fuerzas militarizadas como garantes de valores democráticos”.

Según el texto de la resolución ministerial publicada ayer, martes, el Servicio Cívico Voluntario está dirigido a jóvenes de entre 16 y 20 años con el objetivo de “brindar capacitación en valores democráticos y republicanos”.

“No se educa para la democracia delegando en fuerzas militarizadas la formación de los jóvenes sino en la profunda transformación de estas fuerzas de seguridad que son autoritarias, violentas y desprofesionalizadas”, expusieron.

Luego afirmaron que “el Estado debe garantizar con absoluta prioridad el ejercicio de los derechos de las niñas, niños y adolescentes; para tales fines es necesaria la existencia de recursos económicos y humanos suficientes, y políticas sociales integrales que contribuyan al abordaje de la pobreza estructural y la desigualdad, en clave de promoción y protección de derechos”.

Redacción PA.

Notas Relacionadas

GJ 367 b, el misterioso y pequeño planeta de hierro

El planeta ha sido descubierto por un grupo internacional de 78 científicos liderados por el Instituto de Investigación Planetaria del DLR (Centro Aeroespacial Alemán) y los detalles del hallazgo se publicaron ayer en la revista Science.