El Estado, la inseguridad y la sociedad armada

Por REDACCIÓN

Por Penélope Canónico

Cuáles son las respuestas frente a la ausencia del Estado. Expertos abordan la problemática de la inseguridad con distintas perspectivas.

La inseguridad no responde a un único origen. Es un problema jurídico, penal, social, económico y cultural, que se ve acentuado por la corrupción, la delincuencia organizada y el mal funcionamiento de los sistemas de justicia. El acceso fácil a las armas de fuego es uno de los principales motores de la violencia armada en el ámbito comunitario que afecta a los derechos humanos. ¿Existe una regulación insuficiente o una aplicación deficiente de la legislación en materia de uso de armas de fuego? Según Amnistía Internacional el 44% de todos los asesinatos cometidos en el mundo conllevan violencia armada.

Actualmente existen 1.562.332 armas registradas ante la ANMaC, de las cuales el 84% pertenecen a civiles, según datos oficiales. No hay estadísticas sobre la cantidad de armas ilegales que circulan, pero –según una investigación publicada por el sitio Chequeado– se estima que en el mercado negro hay otro millón y medio de armas. Por otra parte, evaluaciones del sector civil dicen que hay cuatro millones.

Según datos del portal de Datos Abiertos del Gobierno nacional, la ANMaC recibió 28.533 solicitudes de autorización de portación durante el 2018. El mes con menos solicitudes fue febrero (1.865 pedidos), mientras que el máximo se registró en agosto (4.202). “La lectura de estas cifras es que cada vez hay más gente pidiendo hacer el trámite para comprar armas legales porque buscan autodefenderse ante la ausencia del Estado”, describe Martín Durán, experto en seguridad.

Para Diego Gorgal, también especialista en seguridad, “se suele poner el acento en el universo de armas en blanco cuando el problema son las que no están registradas porque provienen del robo y extravío, circulan dentro del mercado formal”.

En tal sentido, Mario Naldi, comisario mayor retirado de la policía bonaerense, explica que el narcotráfico compra voluntades por lo cual es imprescindible construir una verdadera política de Estado que cambie la situación.

Por otro lado, Fernando Soto, director de Ordenaminto y Adecuación Normativa de las Fuerzas Policiales y de Seguridad del Ministerio de Seguridad de la Nación, sostiene que el problema radica en el mercado negro cuyas cifras son difíciles de controlar. En esta línea, agrega: “Los delincuentes fabrican en forma artesanal proyectiles que al ser disparados se abren como lata y producen lesiones letales en el cuerpo humano. La policía no puede usarlos porque están prohibidas en todo el mundo. Esto marca una desigualdad al momento de defenderse”.

El tráfico de armas es una de las actividades comerciales con más rédito en el mundo. Tenencia no es lo mismo que portación. Pero ambas figuras implican el derecho legítimo y regulado de disponer de un instrumento para defensa personal, siempre que estén dadas las condiciones y aptitudes necesarias. “Si una persona tiene registrada un arma es porque asume usarla. El ciudadano se defiende en desigualdad de condiciones porque el delincuente no duda en disparar para matar. En cambio, el particular lo hace para defenderse de un robo”, explica Soto.

Según Naldi “una cosa es que dispares y otra distinta es que te disparen. Se habla de gatillo fácil porque el ser humano no sabe cómo puede reaccionar ante un robo. Están cambiadas las reglas porque las víctimas son los delincuentes y los malos, las fuerzas de seguridad”.

Por último, Soto explica: “La interpretación desequilibrada que algunos jueces les dan a los derechos de las víctimas frente a los del imputado influye en la inseguridad. Sucedió en el caso Chocobar, en el que el delincuente debería haber estado preso”. Además, argumenta: “Antes se respetaba el uniforme y la autoridad policial, pero hoy se los insulta. Los efectivos están desalentados porque ante la duda, un sector de la justicia califica al hecho como “gatillo fácil” y convierte al oficial en homicida”.  ♣♣♣

***

Puntos de vista

Lino Villar Cataldo, cirujano víctima de inseguridad. Afrontó un juicio por el homicidio de su agresor. Resultó absuelto.

Sufrí varios episodios de inseguridad como asaltos y entraderas que pusieron en peligro la vida de mis hijos. Tenía dos opciones: desaparecer del mundo o intentar defenderme ante la ausencia del Estado. Los delincuentes tienen licencia absoluta para matar. Cuando estuve detenido sentí en carne propia lo que es la delincuencia. Después de aquel episodio, recuperé mi libertad con una fianza de un millón de pesos. Ahora intento hacer una vida normal, pero desde la municipalidad me enviaron una carta para “agradecerme por los servicios prestados”. Desde entonces, trabajo en forma gratuita y desinteresada. Estoy preparado para salvar vidas, no busqué lo que sucedió. Ante un Estado ausente, tuve que hacerme cargo de mi vida porque sentía que me mataban.

Juan Carlos Blumberg, empresario textil y presidente de la Fundación Axel Blumberg. Su hijo, Axel fue secuestrado en marzo de 2004 y posteriormente asesinado por sus captores.

Desde la Fundación, denunciamos varias veces que cerca del Hospital Posadas había una villa donde les alquilaban armas a los delincuentes. En función de la experiencia recogida, elevamos al Ministerio de Seguridad varias propuestas en materia de seguridad. Para combatirla, recomendamos hacer un trabajo de inteligencia previa con informantes, un control de investigación para para anticiparse a los hechos delictivos. Además, consideramos que es importante implementar un registro de ADN de cada individuo, así como el nombre y la huella dactilar. En el aumento de la delincuencia influye el asentamiento del narcotráfico y el hecho de haber dejado ingresar al país extranjeros sin verificar sus antecedentes. Es necesario profesionalizar a la policía y que la Justicia funcione. No es lo mismo mano dura que mano justa.

En la edición de mañana entrevistas a María del Carmen Verdú, integrante de Correpi (Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional) y a Martín Durán, especialista en Seguridad.

Notas Relacionadas

GJ 367 b, el misterioso y pequeño planeta de hierro

El planeta ha sido descubierto por un grupo internacional de 78 científicos liderados por el Instituto de Investigación Planetaria del DLR (Centro Aeroespacial Alemán) y los detalles del hallazgo se publicaron ayer en la revista Science.